miércoles, 1 de enero de 2014

mICROCUENTO · Un gato vegetariano se pierde en Dallas.

Un gato vegetariano se pierde en Dallas.

    Miraba las calles oestinas en blanco y negro.
¿Dónde está mi bola de limar mis uñas y mi dueña?
Sí, y ésto era en todo lo que el gato pensaba.
Era un gato turquesa con rayas verdes que fue a perderse en un pueblo lejano. Se perdió como ningún gato en la historia de las pérdidas se había perdido. Lo digo, porque ésto no se trataba de subirse a un árbol y quedarse varado; era un peligro global distinto, era haberse ido sin aprender antes a regresar.
Se fue enamorado de una gata vecina, sin saber que la gata se iba de viaje con los dueños para un pequeño pueblo de Dallas, Dallas Texas. Un gato jóven como él no podría entonces regresar de tan, tan lejos.
Aún no sabía leer.
Que tragedia, y no tenía qué comer. Pobre gato vegetariano en el medio de Dallas.
Veremos qué pasará con él en los próximos 2 días.
Por ahora miraba las calles oestinas en blanco y negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada